1346 Views |  Like

Luis Arévalo traslada Kena al barrio de Salamanca

El chef propulsor de la cocina nikkei en España traslada su restaurante a un nuevo local situado en Diego de León 11, en pleno Barrio de Salamanca. El establecimiento, decorado por Nacho García Vinuesa y su equipo, luce un estilo más actual y una estética moderna, en línea con las eclécticas creaciones de Arévalo.

Kena de Luis Arévalo,  Espacio Creativo Nikkei, es el proyecto más personal del cocinero. Contará con 4 espacios – la Barra, el Desenfadado, el Gastronómico  y el Lounge –  para 4 conceptos y públicos diferentes, en los que desfilarán tiraditos, cebiches, sashimis, niguris, sushi, rolls… Todo dentro de la línea del estilo nikkei, durante todo el día.

kena_restaurante

“Es mi proyecto de vida, el más ambicioso y el más esperado. Sin duda, marcará un antes y un después en mi desarrollo profesional”. Así define Kena, Luis Arévalo. El nuevo Espacio Creativo Nikkei, situado en el Barrio de Salamanca (C/ Diego de León 11), representa la nueva aventura  del chef pionero de la cocina nikkei en España, protagonizada por la cocina japonesa con alma peruana inédita y refinada.

Cuatro espacios, cuatro conceptos diferentes. Al entrar nos da la bienvenida la Barra, el mejor lugar para presenciar en primera fila el trabajo del cocinero. Un verdadero teatro donde Arévalo y su equipo ponen en escena toda su maestría de combinar la técnica japonesa con los sabores peruanos. Aquí se elaborarán los platos fríos, a la vista de los comensales en todo momento. El Desenfadado es el reino del picoteo, con una carta divertida e informal, disponible durante todo el día, de 13 a 24 horas. Una cámara situada en la Barra permitirá a los comensales del Desenfadado ver a Luis en plena faena.

Al fondo del local se sitúa el Gastronómico, el espacio dedicado al menú gastronómico y al menú ejecutivo del mediodía donde se sirven los platos calientes que se elaboran en la cocina, también a la vista. En este espacio estarán trabajando codo con codo José Ruales, director de sala y Roberto Martínez, jefe de cocina. Ruales ha trabajado con grandes chefs como Antoine Westermann en Washington DC y Sergi Arola (2 estrellas Michelín), ha coordinado la gestión de sala y bodega del exclusivo Club Matador y ha pasado por hoteles como The Willard en Washington DC y Grand Geneva Resort en Wisconsin. Martínez, conocido por su labor en Nakeima, ha trabajado con Arévalo en Nikkei 225 y con algunos de los mejores cocineros de nuestro país y de Perú como Andrés Madrigal (una estrella Michelin), Joan Roca (tres estrellas Michelin) y Pedro Miguel Schiaffino (Malabar, Lima).

Por último, el Lounge es la zona de los cócteles, donde el Pisco es el protagonista indiscutible en diferentes variedades y combinados.

La carta, entre hits y novedades . Sin duda, el nexo de unión de los cuatro espacios es “el producto Premium, del día, traído directamente del mercado y de la Amazonia peruana”, añade Luis.  El producto, tratado con las técnicas japonesas más tradicionales, seguirá siendo el absoluto protagonista de la nueva apuesta personal del ‘sushi man peruano’.

Entre los hits, destacan tiraditos, sashimis, ostras, chirimboros, tempuras, cebiches, usuzukuris, gyutatakis, nigiris y el mítico chupe de gamba roja que se convierte en un ramen. Mientras que entre las nuevas propuestas, sobresalen los anticuchos de carabineros, los tallarines de calamar y almejas, las reinterpretación de guisos caseros en dumpling, el  sancochado y el shabu shabu. Mucho cilantro, ají y curry, como siempre, aderezarán la cocina de Arévalo. Cada cita en Kena se convertirá en un viaje gastronómico distinto. Desde este lugar más cosmopolita y global, Arévalo asegura que dedicará mucho tiempo a la investigación.

La carta de vinos cuenta con referencias muy seleccionadas que maridan a la perfección con la cocina de Kena. Podemos escoger entre generosos, champagne, blancos y tintos por un total de 40 referencias, minuciosamente elegidas para ser combinadas con la cocina nikkei.

Un espacio sofisticado en línea con una cocina refinada

Inspirándose en la base que Carlos Pascal diseñó en el primer Kena, Nacho García Vinuesa ha evolucionado su propio concepto decorativo. En el nuevo establecimiento predominan las tonalidades tenues y sofisticadas, como los beige crudos y los toques dorados y metalizados. Además, textiles, tapices y polipieles, con sus juegos de colores entre blancos, beige y negros, contribuyen a dar aún más calidez al entorno. Para separar los espacios, Vinuesa y su equipo han optado por unas cortinas de fibra natural, rememorando así las cortinas originales de Perú.

El espectacular paramento de bambú, muy impactante, imprime una fuerte personalidad a todo el espacio. Símbolo de las culturas asiática y latinoamericana, representa la cocina de Arévalo y su equipo. “Me recuerda a la casa de mi abuelo, el teniente gobernador de Lupuna, en Amazonas. Su casa estaba hecha de madera con esteras, para que no pasaran los mosquitos, las mismas esteras que podían utilizarse para dormir”, afirma el chef. Todo en Kena evoca Amazonas: la madera tropical en los suelos de la zona del restaurante, los detalles de madera con relieves y el suelo vinílico en el aérea de la barra.

Dirección: Calle Diego de León, 11

Horario: Lunes – sábado de 13:00 h a 00:00 h
Teléfono: 91 725 96 48
Web: www.kenadeluisarevalo.com

Fuente: Ríos y Toth