70024 Views |  Like

Cata de Barcolobo en Metro Bistro, el Duero viene a Madrid

No es fácil explicar cómo un paraje puede aportar a un vino cualidades que le diferencien de los demás y le aporten personalidad. Pero en este caso lo tenemos un poco más fácil con los vinos de la bodega Barcolobo en Castronuño (Valladolid) y el extraordinario paraje natural que la contiene, llamado reserva natural “Riberas de Castronuño – Vega del Duero”. Un meandro donde el río Duero mece las 20 hectáreas de viñedos propios de La Rinconada, que es como se denomina la finca que fué adquirida en 1971 por los actuales propietarios y que por aquel tiempo mantenía unas pocas hectáreas de vid y mucho de cereal. La bodega aunque se encuentra dentro de la D.O. Rueda y en los lindes de la D.O. Toro. pertenece al sello de Vinos de la Tierra de Castilla y León, lo que les permite plantar variedades tintas y cierto margen a la hora de redondear sus vinos.

barcolobo_cata_metro_bistro_f05

Pero no fué hasta el año 2001 cuando se decidió, tras estudios preliminares, que las viñas ganaran terreno al cereal y se introdujeron variedades foráneas que se fueron adaptando a la perfección al terreno y al clima como son Cabernet-sauvignon y Syrah que naturalmente son completadas en su mayoría por tempranillo. De las veinte hectáreas 10 son para la ésta, cinco para la Cabernet-sauvignon y las cinco restantes para la Syrah.

Los vinos de  Barcolobo son cuatro en la actualidad, dos tintos, un rosado y un blanco, y parece ser que no tienen previstas nuevas incorporaciones. Los cuatro vinos son un blanco verdejo fermentado en barrica, un rosado llamado Lacriame Rerum, el Barcolobo barrica y el Barcolobo 12 meses.

Para conocer el trabajo del enólogo Ramiro Carbajo y los propietarios Cora Isidro y Fernando Isidro fuimos invitados a una presentación organizada por Álvaro Cerrada de Yalocatoyo y que tuvo lugar en uno de esos establecimientos que despunta en la capital y que cada vez tiene más seguidores dentro de los denominados “foodies” y gente de buen sorprender, se trata de Metro Bistro del cocinero Matías Smith. Un cocinero con las ideas claras, meticuloso en el trabajo y además amante y conocedor del mundo del vino, quien nos propuso una serie de platos de su carta que armonizaron con gran acierto con las referencias de Barcolobo.

Para la primera estación de nuestro pequeño viaje por la bodega armonizamos el espléndido rosado Lacriame Rerum 100% tempranillo con quesos españoles seleccionados por el chef Matías, unas mantequillas aromatizadas y una crema templada de calabaza. Este rosado está llamado a ser uno de los estandartes de la bodega y nosotros lo ponemos a la altura de vinos como el rosado de Arrayán (D.O. Méntrida) que siempre recomendamos.

barcolobo_cata_metro_bistro_f07

Seguimos con el blanco fermentado en barrica 100% verdejo un blanco intenso y elegante con los matices propios de la madera francésa perfectamente integrados. Un vino al que, pese algunas opiniones encontradas durante la cata, para nuestro gusto estará más pulido con más tiempo en botella, no obstante ahora está perfecto para consumo y tiene una relación calidad precio más que notable. Para acompañar el vino nos ofrecieron una ortiguilla del cantábrico crocante con tratar de algas y lemongrass, ¡fantástica!

Tercera estación, Barcolobo 12 meses “La Rinconada”, ensamblado con las tres variedades de la finca. Fresco y sutil, con notas frutales aportadas por la Syrah y el aplomo de la tempranillo. Destacamos la versatilidad para que conduzca en la mesa un aperitivo y una comida no muy grasa pero que aguanta bien ciertas carnes como el steak tartar que nos sirvieron y guisos ligeros como un cerdo ibérico agridulce muy conseguido.

barcolobo_cata_metro_bistro_f01

Cuarta y última parada, el Barcolobo crianza, con la tempranillo más presente, con más cuerpo y equilibrado. Es aquí donde se hace presente la caricia del Duero, un vino sedoso pero con carácter conservando fruta fresca y con la madera perfectamente integrada. Para acompañar al vino Matías nos propuso su cordero a baja temperatura, trompeta crujiente y patata trufada, excelente el resultado porque este plato, al igual que el vino es sedoso y largo en boca.

Una cata armonizada por los vinos de bodega Barcolobo y Metro-Bistro que quedará para el recuerdo, por lo menos del que escribe.

Bodega Barcolobo web

Ctra. San Román de Hornija s/n

47520 Castronuño (Valladolid)

Finca La Rinconada S.L.

web: www.barcolobo.com

Oficina Madrid

Telf.: 91 490 18 71

Metro Bistro

C/ Imperial 3

28012 Madrid

Telf.: 91 366 33 19

web: www.metro-bistro.com